Carrito: 0 (0)

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos:: 
Total envío::  Envío gratuito!: 
Total: 
Continuar la compra Ir a la caja

Blog

2017
July12

Acabe con la resaca veraniega gracias al glutatión y la vitamina Ca en formato liposomal

 
Acabe con la resaca veraniega gracias al glutatión y la vitamina Ca en formato liposomal

Gracias a los increíbles nutrientes liposomales como el glutatión y la vitamina C, puede evitar la desagradable resaca veraniega.

¿Qué ocurre con las bodas, comidas y barbacoas de verano o con los pícnics en la playa o en el parque que parecen estar incompletos a menos que vayan acompañados de una cerveza fría, una botella de champán para compartir o una buena copa?

Quizás sea la nostalgia de ponerse al día con viejos amigos, el estrés de estar rodeados de familiares o simplemente el poder envolvente del sol que derrite la fuerza de voluntad saludable.

Si su agenda social para este verano ya está bastante llena, encontrar nuevos modos de combatir las consecuencias del alcohol será su salvación.

Los agotadores efectos del alcohol

Por delicioso que sea, el alcohol es bastante tóxico y conlleva una serie de contundentes efectos secundarios para el cuerpo que puede empezar a contrarrestar.

En primer lugar, el hígado es el encargado de filtrar esta embriagadora sustancia del torrente sanguíneo. Mientras disfruta alegremente de unos tragos o saborea un cóctel de verano, las enzimas de su hígado trabajan a destajo para mantener el alcohol en sangre en unos niveles que no resulten potencialmente peligrosos.

¿Por qué el organismo lleva tanto trabajo? Pues bien, todo el alcohol que no sea interceptado por el hígado llega rápidamente hasta el cerebro, en donde interfiere en los procesos relacionados con el movimiento, el habla, la toma de decisiones, el comportamiento y la memoria.

El alcohol resulta bastante nocivo para las células y puede contribuir a la inflamación y el estrés oxidativo, así como provocar daños graves no solo a las células sino también a los tejidos y órganos, de ahí que los consumidores empedernidos tengan mayor riesgo de padecer enfermedades coronarias, problemas de hígado, debilitamiento del sistema inmunitario, problemas digestivos, desórdenes pancreáticos y algunos tipos de cáncer.

Glutatión, el desintoxicante estrella

Es probable que nunca haya escuchado hablar del glutatión y se estará preguntando qué es. Sin duda, es el mayor de todos los antioxidantes.

El glutatión tiene múltiples aplicaciones en nuestro cuerpo, pero quizá la más conocida sea su acción de eliminación de toxinas, según la cual trabaja sin descanso sobre las células del hígado para convertir las toxinas en sustancias inocuas. Estas potentes propiedades le han conferido el título de "desintoxicante estrella".

El glutatión tiene un papel muy importante a la hora de ayudar a las células del hígado a eliminar el alcohol y también las protege de las nocivas sustancias derivadas que se generan durante el proceso depurativo (formaldehído y acetaldehído).

En épocas en las que la ingesta de alcohol es mayor de lo que debería, los niveles de glutatión no se reponen y las células pueden agotarse y ser vulnerables al daño.

Recargar el organismo de glutatión es una medida inteligente, aunque hay que tener en cuenta que, si se toma en forma de suplemento estándar, este nutriente tiene fama de ser difícilmente absorbido por el tracto digestivo.

Un suplemento de glutatión liposomal como el de Altrient es capaz de superar esta barrera y ayuda a recargar de manera rápida y efectiva los niveles de glutatión de las células, de modo que se reduce el riesgo de daño hepático asociado con una gran ingesta de alcohol.

Glutatión y la vitamina c

Vitamina C al rescate

Uno de los principales nutrientes que se agota en el organismo a causa del alcohol es la vitamina C.

Este nutriente ayuda a las enzimas del hígado a eliminar el alcohol de manera que, a medida que aumenta la ingesta de alcohol, disminuyen los niveles de vitamina C. Cuando se agotan las reservas de vitamina C, el organismo queda expuesto a las infecciones ya que la vitamina C es uno de los principales nutrientes con propiedades antioxidantes que normalmente refuerzan el sistema inmunitario y protegen a las células del ataque de los virus.

La profusión de actos sociales acompañados de alcohol durante el verano pueden reducir al mínimo sus niveles de vitamina C. En lugar de esperar a sentir sus efectos o de exponerse a contraer un resfriado veraniego, es mejor tomar un suplemento de vitamina C durante los meses de verano, así como una dosis adicional antes, durante y después de un evento que implique el consumo de alcohol.

De este modo, las resacas postveraniegas serán mucho más fáciles de sobrellevar, y además se protegerá ante posibles infecciones y combatirá el letargo que aparece tras una buena celebración.

La buena noticia es que la vitamina C también ayuda a reducir el deseo de consumir alcohol, por lo que le resultará más sencillo abstenerse entre un evento y el siguiente.

Apoyo de la vitamina C liposomal

En lo que se refiere a suplementos de vitamina C, la ciencia ha evolucionado mucho. Los antiguos suplementos de vitamina C tales como el ácido ascórbico o los ascorbatos (amortiguados) han sido en su mayor parte sustituidos por formatos liposomales de vitamina C como Altrient C, que presentan una tasa muy superior de absorción y más rapidez de administración a las células.

En situaciones de resaca, se necesitan resultados rápidos y ahí es donde entra en juego la vitamina C liposomal.

Para gozar de la mayor protección en verano y contrarrestar los efectos de la resaca, no olvide recargar sus reservas de vitamina C y glutatión.

¡Y disfrute de un verano lleno de eventos sociales sin dañar el organismo!

Susie Perry Debice

BSc Hons, Dip ION Food Scientist and Nutritional Therapist

Glutatión y la vitamina c