00

Ningún producto

Envío gratuito!transporte
0,00€

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito.Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos:: 
Total envío:: Envío gratuito!: 
Total: 
Continuar la compraIr a la caja

¿El glutatión liposomal y la vitamina C liposomal pueden proteger contra la neumonía?

Muchos de nosotros creemos que la neumonía es una enfermedad del pasado, una infección potencialmente mortal vinculada al siglo XIX.

¿El glutatión liposomal y la vitamina C liposomal pueden proteger contra la neumonía?

Updated on

Muchos de nosotros creemos que la neumonía es una enfermedad del pasado, una infección potencialmente mortal vinculada al siglo XIX. Sin embargo, esta enfermedad pulmonar experimentó un resurgimiento en el siglo XX y somos aquellos de nosotros que fumamos, que tenemos bajo el sistema inmune o padecemos diabetes o consumimos alcohol en exceso quienes nos encontramos en el grupo de riesgo, junto con los muy jóvenes y los más mayores, que por supuesto son más vulnerables. El estrés, la mala alimentación e incluso vivir en un hogar húmedo pueden también afectar a la salud pulmonar.  

Infección imitadora

Según el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, la neumonía afecta a alrededor de 8 de cada 1000 adultos cada año en el Reino Unido y se encuentra más extendida en otoño e invierno. Se cree que factores como la contaminación, la resistencia a los antibióticos y una inmunidad comprometida pueden ser factores del resurgimiento de la neumonía. Esta afección puede ser difícil de diagnosticar porque comparte muchos síntomas con otras, como el resfriado común, la bronquitis y el asma.

¡Señales de alarma!

El problema es que una infección de tórax se puede convertir en neumonía en un período de tiempo sorprendentemente corto: la neumonía tarda solo entre 24 y 48 horas en desarrollarse. Por esta razón es esencial no ignorar las señales de alarma, entre las que se incluyen tos, dificultad para respirar, ritmo cardíaco alto, fiebre, sudoración y temblores, pérdida de apetito, dolor de pecho, tos con flema con sangre, dolores de cabeza, náuseas, fatiga y sibilancias.

Actualización de la infección

La neumonía puede ser causada por varios factores diferentes, desde la toxicidad pulmonar debida a contaminantes inhalados o productos químicos agresivos hasta las infecciones bacterianas más comunes de Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Staphylococcus aureus; también se dan infecciones de neumonía virales y por hongos. Durante una infección por neumonía, las pequeñas bolsas de aire situadas al final de los tubos respiratorios se inflaman, resultan dañadas y se llenan de líquido, impidiendo una respiración normal. Si se deja la pleuresía sin tratar, se pueden desarrollar rápidamente el absceso pulmonar y la septicemia, con lo que la condición se vuelve potencialmente mortal.

Protección del glutatión

El glutatión es un poderoso nutriente antioxidante presente en todas las células que participa en numerosos procesos del organismo, incluyendo la construcción y reparación de tejidos y el apoyo a la actividad de las células inmunitarias. Una característica prominente de la neumonía es que las células pulmonares se encuentran sometidas a un alto nivel de estrés oxidativo causado por la inflamación y la infección. El glutatión es esencial para las células pulmonares, puesto que protege contra los efectos dañinos del estrés oxidativo, mejora el estado antioxidante en el interior de las células pulmonares, colabora en la actividad de las células inmunitarias en el interior del tejido pulmonar y ayuda a prevenir el daño del tejido pulmonar. Aunque el cuerpo puede producir su propio glutatión, esta actividad disminuye a medida que envejecemos, por lo que los ancianos son mucho más vulnerables a las condiciones asociadas con el estrés oxidativo.

Estímulo de glutatión

Dada la reputación del glutatión como principal antioxidante y nutriente número uno para la salud pulmonar, es prioritario tomar medidas para mejorar el propio estado de glutatión. Esta es nuestra estrategia de 3 pasos para el glutatión:

Paso 1: Recarga eficaz

La suplementación de glutatión durante los meses de invierno es una decisión inteligente si se es propenso a las infecciones de pecho, pero no todos los suplementos aportan un auténtico valor. Para aprovechar al máximo tu suplemento, invierte en una forma liposomal de alta calidad como Altrient, que utiliza un glutatión patentado denominado Setria® que presenta una excelente biodisponibilidad. La tecnología de encapsulación liposomal de vanguardia de Altrient permite que el glutatión Setria® esté protegido contra la destrucción mientras circula por el sistema digestivo, lo que le permite ser enviado a tus células en el lugar donde más lo necesitas.

Paso 2: Alimentos y especias en el punto de mira

Existe un compuesto químico similar a las hormonas denominado factor NrF2 que activa la actividad antioxidante aumentando la expresión de los genes antioxidantes y activa los genes que ordenan a las células producir más glutatión. Los nutrientes naturales que se encuentran en el brócoli, las coles de Bruselas, la coliflor, el repollo, el ajo crudo, la canela, la cúrcuma y el cardamomo ayudan a aumentar el NrF2, por lo que es buena idea incluir estos alimentos en la dieta.

Paso 3: El poder esencial de las proteínas

El cuerpo puede producir su propio glutatión, pero para ello necesita tres aminoácidos especiales (moléculas de proteína) llamados glutamato, glicina y cisteína. Estos aminoácidos se encuentran en los alimentos ricos en proteínas como carne, pescado o huevos y son particularmente ricos en caldos elaborados a partir de huesos. De ahí procede el tradicional remedio contra la gripe o el resfriado en forma de sopa casera de pollo realizada con caldo de hueso para ayudar a combatir todo tipo de infecciones del tracto respiratorio.

Vitamina C para la recuperación

A principios del siglo XX, el pediatra estadounidense Alfred Hess realizó un trabajo innovador en el que descubría un vínculo directo entre el escorbuto y la neumonía y, para la década de 1930, la vitamina C ya se estaba utilizando como opción de tratamiento para la neumonía y otras afecciones pulmonares. La vitamina C proporciona un respaldo antioxidante adicional que reduce el estrés oxidativo y permite la recuperación de las células pulmonares.

Altrient C es una forma avanzada de vitamina C liposomal. Liposomal significa que la vitamina C está inteligentemente envuelta o encapsulada en una burbuja de fosfolípidos que evita que la vitamina se destruya a su paso por el sistema digestivo. Altrient fue la primera empresa en utilizar la tecnología de encapsulación liposomal con vitaminas y nutrientes, y dedicó años a desarrollar un proceso patentado para lograr este avance en la administración de vitaminas. Dado que todas nuestras células también contienen una capa externa de fosfolípidos, se adhieren fácilmente, lo que permite que la vitamina C se absorba rápidamente en el torrente sanguíneo y sea enviada a las células que la necesitan de forma rápida y ágil. ¡Ciencia inteligente de verdad!

Referencias

  1. Jonathan Prousky. The Treatment of Pulmonary Diseases and Respiratory-Related Conditions with Inhaled (Nebulized or Aerosolized) Glutathione. Evid Based Complement Alternat Med. Marzo de 2008; 5(1): 27–35. Publicado en línea el 17 de mayo de 2007.

  2. Rahman I1, MacNee W. Oxidative stress and regulation of glutathione in lung inflammation. Eur Respir J. Septiembre de 2000; 16(3): 534-54.

  3. De Flora S, Grassi C, Carati L. Attenuation of influenza-like symptomatology and improvement of cell-mediated immunity with long-term N-acetylcysteine treatment. Eur Respir J. Julio de 1997; 10(7): 1535-41).

  4. Cai J, Chen Y. Inhibition of influenza infection by glutathione. Free Radic Biol Med. 1 de abril de 2003; 34(7): 928-36.

  5. Allen J, Bradley RD. Effects of oral glutathione supplementation on systemic oxidative stress biomarkers in human volunteers. J Altern Complement Med. Septiembre de 2011; 17(9): 827-33. Consulta de abstract.

  6. Anderson ME. Glutathione: an overview of biosynthesis and modulation. Chem Biol Interact 1998;24;111-112:1-14.

  7. Aw TY, Wierzbicka G, Jones DP. Oral glutathione increases tissue glutathione in vivo. Chem Biol Interact 1991;80:89-97. Consulta de abstract.

  8. Roum JH, Borok Z, McElvaney NG, et al. Glutathione aerosol suppresses lung epithelial surface inflammatory cell-derived oxidants in cystic fibrosis. J Appl Physiol 1999;87:438-43. Consulta de abstract.

  9. Inhibition of influenza infection by glutathione. Cai J, Chen Y, Seth S et al. Free Radic Biol Med. 1 de abril de 2003; 34(7): 928-36.

  10. 5. Nrf2 protects human alveolar epithelial cells against injury induced by influenza A virus. Kosmider B, Messier EM. Respir Res. Junio de 2012 6;13:43.

  11. Bone Broth — A Most Nourishing Food for Virtually Any Ailment" por el Dr. Mercola.

  12. Glutathione. Your Key To Health" por el Dr. Jimmy Gutman.