Carrito: 0 (0)

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos:: 
Total envío::  Envío gratuito!: 
Total: 
Continuar la compra Ir a la caja

Sobre las vitaminas liposomales

 

El núcleo de la encapsulación liposomal se encuentra en los liposomas; pero ¿qué son estos exactamente? Aquí encontrará una guía rápida de lo que son los liposomas, así como de la forma en la que actúan y de cómo se producen.

Básicamente, la tecnología de encapsulación liposomal consta de microscópicas partículas de grasa sanas que están formadas por fosfolípidos, así como por vitaminas y minerales hidrosolubles. Esta tecnología lleva utilizándose muchos años como un método para administrar pequeñas cantidades de sustancias terapéuticas a tejidos específicos del cuerpo sin afectar a otras partes del mismo.

Los liposomas forman una burbuja microscópica hecha de capas de tipos especiales de moléculas que se conocen con el nombre de fosfolípidos. Se trata de una membrana, muy similar al tipo de membrana que rodea las células que se encuentran en su cuerpo. Esta membrana contiene y protege cualquier sustancia que se encuentre en su interior.

Hace muchos años, los investigadores descubrieron que estos liposomas podían rellenarse con agentes y nutrientes terapéuticos. Así, la membrana mantenía la sustancia mientras se ingería el suplemento y no la liberaba hasta que había alcanzado los tejidos o la parte del cuerpo apropiados.

Esta increíble tecnología funciona gracias a un fenómeno natural que, de hecho, hace posible la vida tal como la conocemos. El comportamiento natural de los fosfolípidos es formar minúsculas burbujas cuando se encuentran dentro de una solución acuosa en las condiciones adecuadas. Estas pequeñas burbujas reciben el nombre de "liposomas" y se rellenan automáticamente con la solución acuosa en la que se encontraban antes de formarse. Así, por ejemplo, cuando están dentro de una solución que contiene un suplemento de vitamina C, se rellenan hasta el borde con vitamina C líquida. A continuación, estas pequeñas burbujas de vitamina C liposomal permanecen intactas hasta que se administran directamente a la parte correcta del cuerpo.

Algunas sustancias saludables, tales como las vitaminas, los minerales y otros suplementos, pueden encapsularse dentro de estas membranas de liposomas. Estas no solo están diseñadas para proteger el suplemento nutricional de condiciones degradantes dentro del entorno, sino también para administrar los nutrientes de manera focalizada a estructuras específicas del cuerpo.

Para producir estos suplementos altamente sofisticados, LivOn Labs crea inicialmente una mezcla que consta de fosfolípidos esenciales (principalmente la fosfatidilcolina) y la añade a ácido ascórbico-sódico de calidad farmacéutica. En el siguiente paso, esta mezcla se rocía a través de un chorro con boquilla a una presión de más de 1700 psi (libras por pulgada cuadrada) para introducirla en una placa que presenta un diseño especial. El impacto extremadamente alto que se produce en este procedimiento es lo que hace que los fosfolípidos formen sus liposomas, que son tan increíblemente pequeños, que solo pueden verse a través de un microscopio electrónico. Cuanto más pequeños sean, mejor, pues esto significa que resultan más aptos para moverse de forma rápida y eficiente a su punto diana antes de liberar su contenido.

Altrient está diseñado para administrar vitaminas y nutrientes directamente a las partes de su cuerpo que más lo necesitan. Este tipo de tecnología de encapsulación liposomal es el sistema de administración oral más elegante y eficaz que se ha desarrollado hasta la fecha.

Estos pequeños liposomas rellenos de vitaminas y minerales representan el sistema de transporte perfecto por diversas razones. Inicialmente se dispersan en el agua o la bebida y, después, se desplazan rápidamente a través del aparato digestivo. No requieren ninguna actividad digestiva, pues se absorben rápidamente en el intestino delgado y se transportan de forma intacta a través del torrente sanguíneo. Así, se administran directamente a las células del cuerpo que lo necesitan. Esto resulta mucho más eficaz que otros suplementos orales que tienen la posibilidad de oxidarse, neutralizarse o incluso expulsarse antes de llegar a las células que los necesitan.

Las vitaminas y los minerales, potentes y no degradados, son absorbidos y metabolizados por las células que los necesitan, sin que sea preciso utilizar rellenos, aglutinantes, gelatinas, edulcorantes, tintes, materiales de cápsula o aromatizantes como los que se encuentran habitualmente en otros suplementos.

Esta increíble tecnología funciona gracias a un fenómeno natural que, de hecho, hace posible la vida tal como la conocemos. El comportamiento natural de los fosfolípidos es formar minúsculas burbujas cuando se encuentran dentro de una solución acuosa en las condiciones adecuadas.