Carrito: 0 (0)

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos:: 
Total envío::  Envío gratuito!: 
Total: 
Continuar la compra Ir a la caja

Blog

2017
August09

Ácido alfalipoico y "conciencia del azúcar": una historia de éxito estival

 
Ácido alfalipoico y

Los desequilibrios del nivel de azúcar en sangre pueden provocar hambre y antojos constantes por consumir azúcar, ¡y dar al traste cualquier intento por mantener la figura este verano! Aprovechar los beneficios del ácido alfalipoico podría cambiar las cosas...

La verdad sobre el azúcar

Probablemente piense que sabe todo lo que hay que saber sobre el azúcar. Es dulce, económico y hace que el chocolate, los pasteles y las galletas sepan de maravilla. Aunque muchos opinarían igual, en realidad esta visión es bastante parcial.

El azúcar es uno de los cultivos más valiosos del planeta; el azúcar de remolacha representa un 20% del mercado, mientras que la caña de azúcar supone el otro 80%. A pesar de su bajo aporte nutricional, ¡vale su peso en oro!

Por desgracia, esta abundancia de azúcar ha dado lugar a nefastas consecuencias para la salud de la población mundial. El consumo excesivo de carbohidratos con base de azúcar ha derivado en una epidemia mundial de obesidad y diabetes, ¡y nadie está libre de que le toque!

¿El azúcar es su debilidad? ¿No puede evitar acompañar el café con una galleta? ¿Sueña con tomar un trozo de tarta o un pastel?

En caso afirmativo, podría estar inconscientemente adquiriendo papeletas para sufrir una de las enfermedades más debilitantes que actualmente amenazan a nuestra sociedad. Al llenar su dieta con azúcares añadidos, se está arriesgando a padecer diabetes tipo 2 o, incluso, es posible que ya sufra una condición prediabética.

Despertar la "conciencia del azúcar", elegir los alimentos adecuados y mantener un equilibrio del nivel de azúcar en sangre podrían ayudarle a abandonar la zona de peligro.

Conozca los carbohidratos

La crema de caramelo, las deliciosas fresas y los refrescos nos resultan irresistibles por su contenido en azúcar de diferentes tipos. Azúcar es la denominación general para los carbohidratos dulces y solubles, y existen dos categorías principales:

1. Carbohidratos simples (o azúcares simples)

monosacáridos (una molécula de azúcar):

fructosa

glucosa

 

disacáridos  (2 moléculas de azúcar):

sacarosa   = 1 molécula de glucosa y 1 molécula de fructosa

lactosa      = 1 molécula de glucosa y 1 molécula de galactosa

maltosa     = 2 moléculas de glucosa

2. Carbohidratos complejos (o almidones)

Están compuestos por muchas moléculas de azúcar unidas para formar cadenas largas o ramificadas. Cuantas más cadenas y ramas, más complejos serán los carbohidratos y más tiempo se requerirá para descomponerlos. Los carbohidratos complejos son uno de los componentes principales de la fibra, conocida por sus beneficios para la salud.

El azúcar de los alimentos

Glucosa

Todos los carbohidratos se descomponen en glucosa para utilizarse como energía. La glucosa es menos dulce que la fructosa y la sacarosa.

Fuente: frutas, maíz dulce, miel y la mayoría de tubérculos.

Sacarosa (azúcar de mesa)

Fuente: se encuentra en algunas frutas, pero también en un elevado número de alimentos procesados.

Fructosa

Es 1,5 veces más dulce que la sacarosa.

Fuente: muchas frutas, sirope de arce, miel.

Maltosa

Fuente: en todos los productos de cereales malteados y siropes derivados de cereales, tales como el sorgo y la cebada

Lactosa

Fuente: leche.

El equilibrio del azúcar en sangre

Los alimentos procesados, tales como las tartas, los pasteles, el pan blanco y las patatillas, contienen carbohidratos simples que se convierten rápidamente en glucosa y elevan a toda prisa los niveles de azúcar en sangre. Esto indica a la hormona insulina que tiene que ir a buscar glucosa a las células. Las subidas repentinas de insulina pueden bajar demasiado los niveles de azúcar en sangre y provocar hambre y antojos constantes por consumir azúcar.

Los carbohidratos complejos tales como los cereales integrales, las judías, las lentejas, las legumbres y la avena se descomponen en azúcares simples de manera más gradual y mantienen un mejor control del nivel de azúcar en sangre.

Una dieta cargada de azúcares simples causa la fluctuación errática de los niveles de azúcar y, con el tiempo, puede afectar a la respuesta del organismo a la insulina.

La verdad sobre el azúcar

Los peligros del exceso de azúcar

Las arrolladoras pruebas sugieren que el consumo excesivo de carbohidratos, en particular los refinados que han sido despojados de otros nutrientes beneficiosos, es un importante factor contribuyente a una serie de enfermedades entre las que se incluyen la diabetes, que actualmente afecta a más de 400 millones de personas adultas en todo el mundo.

La forma más común de diabetes es la tipo 2, que tiene lugar cuando las células del cuerpo ya no son capaces de responder a la hormona insulina. Esto provoca un aumento de los niveles de glucosa en sangre, lo que da lugar a complicaciones que pueden derivar en serios problemas de salud, entre los que se incluyen:

  • daño en el sistema nervioso (que suele afectar a pies y piernas)
  • enfermedad coronaria
  • ceguera
  • fallo renal
  • derrame cerebral

Si bien el azúcar no es el único factor de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2, el consumo excesivo también conduce a un aumento de peso y esto incrementa las posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

Entre otros factores de riesgo se incluyen la inactividad y una dieta alta en grasas saturadas y baja en fibra. Además, los estudios sugieren que unos niveles elevados de azúcar en sangre de manera repetida pueden dar lugar a estrés oxidativo, que también está relacionado con el desarrollo de diabetes tipo 2.

 

El ácido alfalipoico y el control del azúcar en sangre

Mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control es un buen paso para mantener un peso sano, mejorar la sensibilidad a la insulina, reducir el estrés oxidativo y, en última instancia, reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Añadir ácido alfalipoico (ALA) a su dieta reduce en gran medida este riesgo ya que potencia la sensibilidad a la insulina y ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en sangre. Son muchos los estudios sobre los beneficiosos efectos antioxidantes del ALA con respecto a la reducción del estrés oxidativo y el desarrollo de la diabetes tipo 2, con resultados muy positivos.

Los referidos resultados de varios estudios confirman que el ALA es capaz de mejorar la absorción de glucosa por parte del músculo y los adipocitos, y también han revelado una mejora de la acción de la insulina. Los resultados generales derivados de la investigación ofrecen suficientes pruebas que sugieren que la suplementación con ALA mejora el control del azúcar en sangre.

Sin embargo, para asegurarse de obtener los máximos beneficios, debe elegir el ALA con mayor biodisponibilidad. Existen dos tipos, el formato R, que es el que se encuentra en la naturaleza, o el formato S, que es el que frecuentemente se utiliza en productos sintéticos de ALA con un coste menor.

De acuerdo con los estudios, R-ALA se absorbe más fácilmente y es biológico más activo en el organismo que S-ALA. Los ensayos en humanos han descubierto que tras la ingestión por vía oral del ALA, la concentración en sangre de R-ALA era un 40-50% superior a la de formato S-ALA.

La protección y liberación de compuestos bioactivos tales como R-ALA en el momento y lugar adecuados del organismo pueden optimizarse si van contenidos dentro de liposomas. Estas increíbles burbujas de fosfolípidos llevan el R-ALA a través del torrente sanguíneo directamente hasta las células que más lo necesitan, después de superar los jugos gástricos para depositar con seguridad casi el 100% de su contenido.

Los suplementos liposomales como Altrient R-ALA ofrecen un sistema de administración versátil que va dirigido allá donde se necesita y una mejor absorción con la que los suplementos estándar no pueden competir.

La verdad sobre el azúcar

Consejos rápidos:

  • Tome suplementos Altrient R-ALA– los estudios existentes sugieren que 600 mg/día pueden ser beneficiosos para controlar las complicaciones derivadas de la diabetes
  • Tenga cuidado con los azúcares escondidos – el azúcar está en todas partes. Las habas del típico desayuno inglés, el kétchup o incluso el pollo cocido.
  • Evite los carbohidratos simples y las grasas saturadas – abundan en las comidas precocinadas: platos preparados, patatillas, galletas, pan blanco, pasteles, tartas, chocolate...
  • Incluya más carbohidratos complejos
  • Aumente la ingesta de alimentos altos en fibra – la fibra retrasa la absorción de azúcar y, por lo tanto, disminuye la respuesta de insulina
  • Incluya proteína de calidad en cada comida – esto ralentiza la absorción de azúcar: carne magra, carne de ave, pescado, huevos, tofu, judías, queso fresco, frutos secos y semillas
  • Coma menos cantidad y más a menudo – para mantener el equilibrio del nivel de azúcar en sangre. Los frutos secos y las semillas con verduras y frutas crudas son el aperitivo ideal. No se salte ninguna comida.
  • Evite los estimulantes como el té, café, refrescos de cola y alcohol – afectan a las glándulas suprarrenales y disparan los niveles de azúcar en sangre

Jacqueline Newson, BSc (Hons) – Terapia nutricional

 

Artículos de referencia

  1. Ansar, H., Mazloom, Z., Kazemi, F. et al. Alpha-lipoic acid: a promising antioxidant for type-2 diabetics. Saudi Med J. 2011;32:584-8.
  2. Ajala, O., English, P. y Pinkney, J. Systematic review and meta-analysis of different dietary approaches to the management of type 2 diabetes. Am J Clin Nutr 2013;97:505–16.
  3.        Bareja, B. What are Cereal Crops and Pseudocereals, Examples.15 http://www.cropsreview.com/cereal-crops.html [Fecha de consulta 28/04/2017]
  4.        Bazzano, L. A. et al. Review Prevention of Type 2 Diabetes by Diet and Lifestyle Modification. Journal of the American College of Nutrition, 2005. 24, 5: 310-319.
  5.        British Nutrition Foundation. Dietary Fibre. https://www.nutrition.org.uk/healthyliving/basics/fibre.html [Fecha de consulta: 24/04/2017]
  6.        Brown, K. D. et al. "The Importance of Dietary Carbohydrate in Human Evolution," The Quarterly Review of Biology 90, 2015. 3: 251-268.
  7.        European Commission. Agriculture and rural development. Sugar. http://ec.europa.eu/agriculture/sugar_en. [Fecha de consulta 26/04/2017]
  8.    Jenkins, D. J. et al. Nuts as replacement for carbohydrates in the diabetic diet. Diabetes Care. 2011; 34, 8: 1706-11.
  9.    Lydia A. Bazzano, MD, PhD, Mary Serdula, MD, MPH, y Simin Liu. Review Prevention of Type 2 Diabetes by Diet and Lifestyle Modification. Journal of the American College of Nutrition, Vol. 24, No. 5, 310–319 (2005)
  10.    Sharpe, P. (1998). Sugar Cane: Past and Present. Illinois: Southern Illinois University.
  11.    WHO. Diabetes. Fact Sheet. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/en/ [Fecha de consulta: 30/04/2017].
  12.    WHO. Guideline: Sugar intake for adults and children. HEALTH/SUGAR/WHO%20Sugar%20guidelines.pdf [Fecha de consulta 26/04/2017]